slider3 slider1 slider2
1 2 3

Cuidar el ambiente es nuestra bandera

  • Castillo Country Club obtiene por doceavo año la Bandera Azul Ecológica con categoría máxima de 5 estrellas.

Hace más de una década, nuestro Club se enorgullece de sus numerosos galardones de Bandera Azul Ecológica, fruto del compromiso que tienen todos nuestros socios, Junta Directiva y la Administración con la conservación de la naturaleza, es así como este año nuevamente el Club es premiado con este importante reconocimiento por su labor ambiental. Pero, se ha preguntado usted ¿que es y como se obtiene la Bandera Azúl? 

¿Qué es? 

La Bandera Azul Ecológica es el distintivo que se otorga anualmente, el cual, premia el esfuerzo y el trabajo voluntario en la búsqueda de la conservación y el desarrollo, en concordancia con la protección de los recursos naturales, la implementación de acciones para enfrentar el cambio climático, la ejecución de medidas higiénico sanitarias y la mejoría de la salud pública de los habitantes de Costa Rica. Los cuatro pilares fundamentales sobre los que está constituido son: calidad de las aguas, información y educación ambiental, gestión medioambiental y seguridad y servicios. El programa de Bandera Azul se decide instaurar en el Club ya que en su misión establece: 

“Existimos para la integración entre los socios y sus familias, como una prolongación de su hogar, ofreciendo un ambiente exclusivo y seguro, en armonía con la naturaleza”. 

Es por esto que entre los objetivos del Plan Estratégico para el periodo 2006 -2010 se estableció la necesidad de mejorar el ambiente campestre que caracteriza al Club, con un aprovechamiento técnico de los recursos naturales existentes, en armonía y respeto por el medio natural, procurando la participación de los socios y sus familias; así como el cumplimiento de las regulaciones relacionadas con la conservación del ambiente. 

El Castillo se sumó a esta iniciativa en el 2006, obteniendo la primera bandera azul el año siguiente. La Comisión Nacional del Programa de Bandera Azul Ecológica (PBAE), categoriza el Club dentro de “Espacios Naturales Protegidos” convirtiéndolo en uno de los primeros clubes sociales con esa distinción.  

La primera bandera se obtuvo con una estrella, por el cumplimiento de todos los parámetros del programa al cien por ciento. La segunda estrella se obtuvo por ayudas a la comunidad, incentivándolos a desarrollar acciones que implementen la protección del ambiente. La tercera estrella alcanzada, consistió en el involucramiento con planes educativos ambientales en la comunidad, tales como traer niños de las escuelas a charlas en el vivero, capacitación para profesores y visitas a las escuelas. 

Un plan de emergencia del lugar para todo evento o actividad, permitió la obtención de la cuarta estrella. Por último la quinta estrella fue entregada en el 2013 por el inventario y manejo de bosques, el cual incluye a todas las especies en la propiedad; el Club por iniciativa propia ya trabajaba en este listado antes de que se otorgara la estrella, debido a la relevancia de la información.

Acciones recientes

Recientemente el Club incluyó dentro de su cartera de proyectos que generan gran impacto en el medio ambiente, la construcción de una  planta de tratamiento, esto con el fin de minimizar el impacto que provocan las aguas residuales del Club. Además, contamos con un centro de acopio donde se tratan los residuos valorizables y reciclables. 

También se cuenta con sistemas de compostaje, que permite tratar los desechos orgánicos de las cocina de nuestros restaurantes y  convertirlos en abono, el mismo para uso interno del Club o de venta para socios y visitantes en nuestro vivero autosustentable.

Otro proyecto de gran importancia en materia ambiental es la producción de BIO-DIÉSEL, mismo que se genera de los aceites quemados en las cocinas de los restaurantes y que posterior a su tratamiento, se utiliza en maquinaria como el trencito, chapulines, máquinas chapeadoras entre otros.

No se pueden dejar de lado importantes esfuerzos como la utilización de energías de rechazo, producidas en el enfriamiento de la pista de hielo y que se utiliza para calentar la piscina recreativa, así como los paneles solares incluidos en el recientemente terminado proyecto de “Piscina Semiolímpica” el cual utiliza energía solar para regular la temperatura de la misma.

Desde el 2008, el Comité de Bandera Azul Ecológica, se ha encargado de fiscalizar y poner en práctica todas estas acciones en beneficio del planeta, así como un proceso de innovación constante, logrando que este sea el doceavo año consecutivo donde el Castillo es galardonado con las 5 estrellas del PBAE. 

Sin lugar a duda la labor encomiable y voluntaria que desarrolla el Club es de suma importancia para el cuido de la naturaleza y la comunidad. Recordemos que ” La tierra no es una herencia de nuestros padres, si no un préstamos de nuestros hijos”.

Fuente: Betzabé López, Encargada de departamento de Gestión Ambiental.